Las RUINAS de RIBADELAGO tras la CATÁSTROFE y la leyenda del LAGO de SANABRIA

Por toda la geografía española existen lugares con encanto, que guardan leyendas y que quedaron marcados para siempre por grandes tragedias. Uno de esos lugares es sin duda Ribadelago, un pueblo de la comarca sanabresa, que quedaría señalado para siempre, tras la rotura de la presa rota, la presa de Vega de Tera, que en 1.959 liberó repentinamente más de 8 millones de metros cúbicos, llevándose por delante las casas de este humilde pueblo, durante la madrugada de un frío invierno de enero. Un total de 144 personas, la mayoría niños, perdieron la vida, de los cuales, solo se encontraron los cuerpos de unos 28.

Desde hace muchos siglos, de generación en generación y oralmente, los más ancianos contaban la leyenda de la formación del lago de Sanabria, como si ésta fuera una escalofriante premonición, de lo que sucedería en Ribadelago en 1.959.

Pero no solo la leyenda y la tragedia señalan a este sitio. Los supervivientes de la catástrofe de Ribadelago, sufrieron la conspiración del silencio, para que los culpables de esta tragedia no pagasen pena alguna... por eso esta historia, muy cercana al 60 aniversario, no debe ser olvidada, sobre todo en memoria de los fallecidos y de los supervivientes, que sufrieron los años posteriores sin sus seres queridos y sin sus hogares.

En el siguiente vídeo-reportaje, mientras vemos imágenes de las ruinas de Ribadelago, te iré contando todo lo que sucedió y tuvieron que sufrir, en este lugar.


Si quieres ver el vídeo desde Youtube, haz click en "Las ruinas de Ribadelago tras la catástrofe y la leyenda del lago de Sanabria". Y para no perderte los próximos vídeos que se suban a "SEOArkonte - Misterios Resueltos" no olvides SUSCRIBÍRTE y activar la campanita.

Posteriormente tuve el honor de participar en Crónicas de Arcadia Radio, para hablar sobre la catástrofe de Ribadselago y otros temas, además de la participación de otros invitados.


No olvides compartir esto, para que la memoria de esta tragedia, no caiga en el olvido.

Entradas que pueden interesarte